Los hijos del fallecido dice que la esposa no le toda participación, por que el matrimonio fue con separación de bienes

Dr. José Albuez
Abogado Notario

La Ley No.  2125 del 27 de septiembre del 1949, que deroga los artículos del 1536 al 1539 del Código Civil, establece con relación a los matrimonios celebrados con separación de bienes, que cada esposo conserva la propiedad, la administración y el goce de sus bienes.

Es muy frecuente en nuestro país, que luego de un primer matrimonio con hijos (Ley 659), y posteriormente un divorcio (Ley 1306-Bis) y partición de bienes (artículo 815 del Código Civil, modificado por la Ley 935 del 25 de junio de 1935), que el segundo matrimonio que celebre ya sea el hombre o la mujer, lo haga con separación de bienes; pero cuando hay hijos anteriores, los mismos siempre están pendiente de que  los bienes que posee su padre,  si muere, a la esposa no le corresponde nada, por no existir entre ellos comunidad legal de bienes (artículo 1400 del Código Civil), razón por la cual, a la hora de la muerte del padre, el cien por ciento de los bienes corresponden solamente a los hijos del primer y del segundo matrimonio, dejando a la mujer fuera, por haberse casado con separación, con la redacción de un acto notarial de separación (artículo 1394 del Código Civil).
En la práctica, a través del ejercicio del derecho, he visto algunos casos, que algunas mujeres casadas con separación de bienes, son mejores esposas que las primeras, son buenas madres, excelentes compañeras, entonces el hombre se arrepiente de haberse casado con separación de bienes, y quiere resarcir a la mujer con algunos bienes.
Hay hombres que tratando de corregir el problema, plantean divorciarse para casarse de nuevo con su misma esposa, para cambiar del régimen de separación de bienes, al régimen de comunidad, pero se encuentran con el inconveniente del PRINCIPIO JURÍDICO DE LA INMUTABILIDAD DE LOS REGÍMENES MATRIMONIALES, es decir, que luego del matrimonio no se puede cambiar de régimen matrimonial, aunque la misma pareja se divorcie y se vuelva a casar.
Otros hombres quieren resolver el problema con un testamento (artículo 967 del Código Civil), o con el traspaso de algunas acciones o cuotas sociales de una Compañía SRL (Ley 479-08).
Mi experiencia me dice,  que la mujer que se casó con un hombre, ella pobre y el rico, con separación de bienes, y lo único que el hombre le deja son papeles (testamento, acciones, etc.), en vez de darle lo que se merezca en vida, lo que le está dejando es un problema de muchos años en los Tribunales.

Dr. José Albuez
Abogado Notario

Fuente: Noticias Barahorana

Sobre domingo 17 artículos
Estudiante de Informática de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Aspirante a escritor y poeta. Administrador de los Sitios de Vanguardia UASDIANA. Programador PHP.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*